En busca de las reinas de Europa

Es una de las hegemonías más prolongadas del fútbol mundial: Alemania posee el título de campeona de Europa desde hace veinte años. Sin embargo, todo indica que durante esta edición afrontará obstáculos más complicados que en ningún momento de las dos últimas décadas.

La Eurocopa Femenina de la UEFA 2013, torneo en el que participan doce selecciones, empieza este miércoles en Suecia, y terminará el 28 de julio en Solna. Resulta complicado pronosticar si Alemania revalidará su título dentro de algo menos de tres semanas, pero una cosa es segura: si las pupilas de Silvia Neid lo logran, será uno de los mayores triunfos del combinado germano. Seis de las integrantes del equipo no podrán estar en tierras suecas: las defensoras Babett Peter y Verena Faisst, la centrocampista Viola Odebrecht, la polivalente Linda Bresonik y dos heroínas de la campaña victoriosa de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA 2010: Alexandra Popp y Kim Kulig.

El fútbol femenino ha crecido a una velocidad vertiginosa en el último decenio. Como consecuencia, hay una mayor igualdad entre los equipos, y han surgido grandes candidatos a destronar a Alemania. Pase lo que pase en las próximas semanas, la calidad y la intensidad del torneo están garantizadas. Y, del mismo modo, fuera del campo Suecia, uno de los baluartes tradicionales del fútbol femenino, será una más que digna anfitriona. La capitana sueca, Caroline Seger, describió así la atmósfera que viven en vísperas del torneo: “Parece que va a ocurrir algo grande”.

Suecia, a por todas
En el Grupo A destaca Suecia, que aspira a unir su nombre al de los otros cuatro equipos que alzaron el título en casa. Aun así, es algo que nadie ha conseguido desde hace doce años, cuando lo logró Alemania. Las Blagult querrán dejar atrás además el recuerdo de 2009. Entonces dijeron adiós en cuartos, su peor desempeño de los últimos veinte años. También se prestará mucha atención a Pia Sundhage, elegida Mejor Entrenadora de Fútbol Femenino de la FIFA de 2012, que dirigirá por primera vez a su país natal en un gran torneo, tras una fructífera etapa al frente de Estados Unidos.

Posiblemente esta sea la liguilla más equilibrada, ya que en ella también figura la siempre peligrosa Dinamarca, cuatro veces semifinalista. El combinado danés afronta esta cita cargado de energía, con varias jóvenes de talento decididas a demostrar su valía después de quedarse fuera, contra todo pronóstico, de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™. La enigmática Italia, entrenada por el campeón de la Copa Mundial de la FIFA 1982 Antonio Cabrini, ha preferido prescindir de los amistosos y realizar una larga concentración. Rebosa calidad en el ataque, encabezado por la jugadora de mayor edad del torneo, Patrizia Panico, a quien todavía le queda mucho fútbol en sus botas. Por último, Finlandia acude con varias titulares lesionadas, un serio contratiempo para un equipo que ya ha sufrido varias derrotas este año.

Los pesos pesados, listos para responder
Aún está por ver si el plantel de Alemania, relativamente inexperto para el nivel que ha venido marcando, acusará la presión de las expectativas o estas le servirán de aliciente para rendir a un nivel todavía más alto. Sus estadísticas son asombrosas: las alemanas encadenan 19 victorias en el torneo, una serie que comenzó en 1997, mientras que su imbatibilidad es ya de 26 partidos, desde 1993. La delantera Celia Okoyino da Mbabi, máxima anotadora del continente durante la fase previa, cree que los cambios que ha experimentado el equipo ofrecen nuevas oportunidades: “El equipo está ante una gran ocasión para demostrar de lo que es capaz, y jugadoras que quizás no habrían actuado en otras circunstancias pueden protagonizar titulares”.

Posiblemente el adversario más correoso del Grupo B para las campeonas sea Noruega, un conjunto al alza que llega reforzado por varias adolescentes muy prometedoras. A las órdenes del veterano estratega Even Pellerud, las noruegas han registrado últimamente resultados dispares, pero en marzo se impusieron a Japón rumbo a la tercera posición de la prestigiosa Copa del Algarve. También están en este grupo los Países Bajos e Islandia, dos selecciones que se estrenaron en el certamen hace cuatro años y que han demostrado ser capaces de plantar cara a los mejores si tienen su día.

Francia quiere dar un paso adelante
Después de sus eliminaciones consecutivas en las semifinales de Alemania 2011 y el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino del año pasado, parece que 2013 representa para Francia la ocasión de subir un peldaño. La zaguera Laure Boulleau dice que las Bleues disponen de una “buena oportunidad” de triunfar en Suecia. “Tenemos una hinchada, nuestros partidos se transmiten por televisión, y en el público francés hay entusiasmo”, señala la lateral. “Lo único que nos falta es un trofeo. Si lo ganamos, supondría un punto de inflexión, ya que sería más grande que cualquier cosa que haya ocurrido nunca”.

El seleccionador de Rusia, Sergey Lavrentiev, ha definido al Grupo C como el más difícil de los tres, y puede que no le falte razón, con la presencia de Inglaterra, potencia emergente, y de España. Las inglesas atesoran experiencia, y albergan esperanzas de mejorar el subcampeonato de hace cuatro años. En cuanto a la formación española y su estrella, Verónica Boquete, confían en poder exhibir los progresos realizados después de 16 años de ausencia del panorama continental. “Creo que este es el momento en el que España puede subir un escalón”, asegura Boquete, “presentándonos al mundo como lo hizo la selección masculina”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>